Después de unos meses de frío invierno, ya tenemos aquí la primavera. Vivimos en un lugar privilegiado, rodeados de mar, montaña, pueblos con encanto… y ahora que va a empezar el buen tiempo, apetece más que nunca organizar todo tipo de planes al aire libre, hacer turismo rural Serra de Tramuntana…

Paseos en bici cerca del mar, excursiones, rutas senderistas… hay infinidad de propuestas que vale la pena aprovechar. En nuestra finca rural ya empieza a sentirse la nueva estación. El sol  empieza a brillar con fuerza, reclamando ya por fin su espacio en el cielo azul.

Hay una explosión de color y de vida en la montaña. Da gusto salir a pasear y ver todo lo que nos rodea.

Turismo rural Serra de Tramuntana

Pese a que nos encanta la primavera, lo cierto es que todas las estaciones del año tienen algo único en la Serra de Tramuntana. Cada época se puede disfrutar de una manera diferente. El otoño y sus colores ocres, tiene ese toque nostálgico; y el invierno, pese a que es frío y brumoso a veces, tiene un encanto particular. Es de lo más relajante estar en tu casa, calentito, leyendo un libro frente a la chimenea, oyendo el chispeante sonido de la leña consumiéndose, mientras afuera llueve…

Pero como decimos, todo tiene su momento, y en esta entrada de blog de hoy celebraremos la entrada de la primavera. A partir de ahora vendrán días más largos aún, y no nos daremos cuenta y estaremos en verano. El paso del tiempo es inexorable, y lo más recomendable es disfrutar al máximo de cada pequeño momento. No nos dejemos arrastrar por sensaciones negativas, ni por un exceso de estrés. Tomémonos un tiempo para relajarnos y para nosotros mismos.

Nuestras casas rurales en la Serra de Tramuntana son el lugar ideal para este tipo de momentos. Una desconexión necesaria, pura y perfecta para recargar pilas de nuevo. El mejor antídoto para seguir con la rutina con una buena dosis de energía positiva.