Conocida con el nombre de GR-221, o más popularmente como “la travessa”. La Ruta de Pedra en Sec es un amplio recorrido que atraviesa la Serra de Tramuntana. Hace posible visitar vestigios históricos, conocer mitos, leyendas y tradiciones, y también la arquitectura, la gastronomía y la artesanía locales.

La Ruta de Pedra en Sec propone descubrir los parajes únicos en la Serra de Tramuntana. Cabe recordar que esta zona está declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en la categoría de Paisaje Cultural en 2011.

Gracias al clima suave que impera en la isla mallorquina, el itinerario es practicable la mayor parte del año. Hoy día, cuenta con 168,4 kilómetros señalizados, de los cuales 91,7 corresponden al itinerario principal.

Permiten realizar el tramo entre Estellencs y Esporles, y enlazar el pueblo de Deià con el Port de Pollença. Los otros 76,7 kilómetros forman parte de las variantes, de las cuales se pueden recorrer las de S’Arracó al Coll de sa Gramola, Es Capdellà a Estellencs, Calvià a Puigpunyent, Tossals Verds a Orient, Raixa, Binibassí a Cala Tuent, Pas Llis y Puig de Maria.

Así, los municipios que la conforman son: Andratx, Banyalbufar, Bunyola, Calvià, Deià, Escorca, Esporles, Estellencs, Fornalutx, Pollença, Sóller y Valldemossa.

Ruta de Pedra en Sec en la Tramuntana

Las construcciones de pedra en sec, son los elementos más abundantes y característicos del espacio rural de Mallorca. Piedra sobre piedra, el hombre ha ido modelando y adaptando el medio para sacar provecho de los recursos naturales.

Además, la complejidad y calidad de estas obras se relacionan en gran parte con la existencia del oficio de marger (constructor de piedra en seco), de gran tradición y notable destreza. Con esta técnica se han diseñado caminos y carreteras, se han canalizado torrentes para luchar contra la erosión y se han erigido paredes para delimitar propiedades y ordenar el espacio agrícola.

¡Desde este espacio os animamos a descubrir esta zona tan especial en la isla de Mallorca!