En este blog solemos hablar mucho sobre senderismo y destacando las virtudes del GR 221, la ruta que tenemos más cercana a nuestra finca, y que lleva a lugares de gran belleza de la Serra de Tramuntana. Pero hoy vamos a explicar los orígenes de esta disciplina y su historia. Para empezar, debemos decir que el senderismo es una actividad deportiva no competitiva, que se desarrolla en el medio natural, de una forma encauzada, contribuyendo así a la conservación y protección del entorno ambiental.

El senderismo contribuye el desarrollo del turismo rural, como oferta básica complementaria. Nos permite conocer poco a poco, a nuestro ritmo y sin prisas la región, a través de sus elementos patrimoniales y etnográficos, descubriendo lugares privilegiados.

Un sendero es un itinerario que ha sido diseñado de manera que, por caminos, pistas, senderos, etc. En ellos se buscan los pasos más adecuados para acceder a valles, collados, cordales, etc. pudiéndose visitar lugares considerados de interés paisajístico, cultural, turístico, histórico, social, etc.

Origen del senderismo

Comienza el Francia tras la II Guerra Mundial, y fue impulsado en años posteriores por la creación de la FFRP (Féderation Frangaise de la Randonnée Pédestre). Otros países como Alemania, Holanda, Suiza y Bélgica dieron importancia al senderismo ante las nuevas formas de concebir el turismo en el espacio de montaña.

Los senderos son itinerarios peatonales señalizados mediante hitos, flechas, paneles, marcas de pintura, etc, que tratan siempre que es posible, de evitar el tránsito por carreteras asfaltadas y con tráfico de vehículos.

Los clasificamos en:

Senderos de Gran Recorrido (GR), son aquellos de más de 50 Kilómetros, que unen puntos distantes y recorren parajes, comarcas, regiones o países muy lejanos entre sí. Suelen dividirse en tramos para su recorrido. Este tipo de sendero es el que cruza por enfrente de nuestra finca, pudiendo unir toda la Ruta de la Pedra en Sec de la Serra de Tramuntana, sin duda una de las rutas más destacadas en Mallorca.

Senderos de Pequeño Recorrido (SPR), tiene entre 10 y 50 Kilómetros, y muestran unos entornos específicos o llegan hasta una población o punto de interés. Se pueden hacer en una jornada.

Senderos Locales (SL). Son de hasta 10 Km de longitud y de dificultad mínima.