El verano en la Serra de Tramuntana es todo un privilegio. Además de disfrutar de innumerables zonas costeras, también está la montaña, que cuando el calor no es tan intenso, es el entorno perfecto para realizar excursiones o rutas senderistas. En el post de hoy vamos a enumerar un par de consejos básicos para practicar senderismo de la mejor manera posible.

Primero de todo, y aunque parezca algo obvio, lo más importante antes de hacer una ruta de senderismo es informarse muy bien. Deberemos saber muy bien dónde empieza y dónde acaba la ruta, cuántos kilómetros recorreremos y cuánto tiempo estimado se tarda, cuál es el nivel de dificultad de la ruta y si está en buen estado en todo su recorrido. No se aconseja emprender una ruta sin tener claras todos estos factores.

Senderismo Serra de Tramuntana sin peligros

Además de conocer las condiciones del territorio por el que vamos a movernos, también es importante estar pendiente de la climatología. Hay condiciones meteorológicas que impiden el senderismo y otras que, aunque lo dificultan, serán llevaderas tomando las medidas adecuadas. Lo más peligroso: niebla densa o la lluvia torrencial, así como temperaturas demasiado altas.

En cuanto a la ropa y el calzado, debemos tener en cuenta que lo más adecuado es llevarlo especial para montaña, con suela gruesa, sujeto el tobillo y a poder ser, impermeable. Asimismo, hay que usar ropa cómoda que permita una buena movilidad y llevar siempre ropa de abrigo por si acaso. Nunca se sabe cuándo nos puede sorprender un cambio brusco de tiempo.

Imprescindible también es llevar un mapa con el que orientarnos. El teléfono móvil y el GPS son útiles, pero nos podemos quedar sin batería en cualquier momento… El papel nunca fallará.

Por último, aunque no menos importante, es fundamental llevar comida y sobretodo agua. La deshidratación produce desorientación, además de tirones, desfallecimientos o desmayos… por eso deberemos llevar al menos litro y medio de agua o de bebidas isotónicas. Se recomienda beber en pequeñas dosis pero continuadas. Nunca se debe esperar a tener sed.

Con todo esto, estaremos preparados para que nuestra ruta senderista por la Serra de Tramuntana sea de lo más exitosa y placentera. ¡A disfrutar!