Vivir en la montaña, rodeados de naturaleza, tiene múltiples ventajas. Un entorno tranquilo y apacible, que aporta calma y serenidad; Aprendes a disfrutar de los silencios, y de pequeños detalles, como las puestas de sol o los momentos de lectura frente al fuego; y por supuesto, también hace posible que puedas tener todo tipo de animales de compañía.

Nuestra finca cuenta con un gran espacio exterior, por lo que es indispensable tener ovejas para que vayan “limpiando” de vegetación las zonas por las que pasan. Se van alimentando, y a la vez hacen que nuestra finca se vea cuidada y a punto. También tenemos 2 burritas, que las van ayudando en ese proceso.

Casas rurales Tramuntana en Mallorca

Además, tenemos gallos, gallinas – que nos dan huevos frescos a menudo-, un gato y una perra. Todos viven en una convivencia feliz y respetuosa. Nosotros estamos encantados de poder compartir la vida con todos ellos.

La mayoría de inquilinos que llegan a nuestras casas rurales, son amantes de los animales. Y los que a priori no lo son, siéndolo. Se hacen querer, y el entorno acompaña. Si quieres conocernos y también a nuestra “otra familia” con 4 patas o plumas, no dudes en contactar con nosotros.

Disfrutarás de un entorno inigualable en plena Serra de Tramuntana con todo lo que eso conlleva. ¡te esperamos!