En estos fríos meses de invierno, para todos aquellos amantes de la naturaleza y de la Sierra de Tramuntana, lo que más apetece es activarse a uno mismo y salir de ruta por diferentes senderos, descubriendo nuevos parajes, practicando deporte y disfrutando de la isla de Mallorca y de sus montañas de una manera diferente a cómo la venden siempre, con el sol y la playa como principal reclamo.

En los pueblos de la isla podemos encontrar cada fin de semana ferias diferentes, podemos hacer planes con amigos, ir de excursión, practicar ciclismo, ¿y qué mejor plan que pasar un fin de semana con familia o amigos en un albergue rural en la montaña?

Con nuestras Casas Alquiler Mallorca esto es posible. Son unas casas que conservan todo el encanto de las típicas construcciones mallorquinas, pero redecoradas y adaptadas a modo de pequeño albergue, perfecto para acoger a grupos, totalmente adaptado al invierno y de lo más confortable.

Casas rurales para hospedar a amantes del senderismo

Además, nuestra casa rural se encuentra ubicada en un lugar privilegiado: en plena Serra de Tramuntana, 1 km escaso de Esporles (pueblo que a su vez está muy cerca de Palma). Desde este tramo se puede acceder a varias rutas del GR 221, llegando a lugares como Banyalbufar, Valldemossa… cada día puede ser una aventura diferente, está en manos de nuestros huéspedes llevarla planeada o ir improvisando sobre la marcha.

Hay que destacar también que nuestros refugios están rodeados de unos paisajes espectaculares, rodeados de la fuerza de la Sierra de Tramuntana, ofreciendo unos momentos de tranquilidad y bienestar únicos.

Os animamos a todos a descubrir nuestra finca y a pasar unos días de lo más agradables en ella. Los que ya lo han hecho, han repetido.