Mallorca es una isla llena de tradiciones y costumbres, que la hacen un entorno fascinante tanto para aquellos que viven en ella como para cualquier visitante. Hoy queremos destacar aquellas festividades tradicionales que se celebran en diversos pueblos enmarcados dentro de la Serra de Tramuntana, que los hacen de lo más interesantes y atractivos.

Alojamiento Serra de Tramuntana, referente popular en Mallorca

Les Valentes dones i Es Firó: Se trata de la fiesta más popular que se celebra en Sóller, durante a segunda semana de mayo. En ella se recuerda el importante papel de las valientes mujeres durante un asalto de piratas turcos el 11 de mayo de 1561. Este día, 2 mujeres mataron a uno de éstos piratas cuando se disponía a entrar en su casa para saquearla.

Moros y Cristianos de Pollença: El 26 de julio empiezan en Pollença las Fiestas de la Patrona. El acto más importante de las fiestas es el Simulacro de Moros y Cristianos, para conmemorar la batalla de los habitantes del pueblo contra 1.500 moros encabezados por el corsario Dragut, que tuvo lugar el 30 de mayo de 1550. Pollença recibió ese día el ataque corsario más importante que nunca había sufrido. La batalla se ganó gracias a Joan Mas, que salió al carrer Major, alertó del peligro y encabezó el combate contra los adversarios.

La Beata Valldemossa: Valldemossa, pueblo natal de la Beata Santa Catalina Thomàs, se viste de gala cada 28 de julio para rendir homenaje a su patrona. Para ello, se lleva a cabo la cabalgata del carro triunfal de la Beata, en la que desfilan por las calles del municipio la beata, una niña de 6 años natural de Valldemossa, y toda su corte de ángeles. Además, la acompañan numerosas carrozas engalanadas con cintas de colores y adornos, en las que pasean personas de la localidad vestidas con los trajes tradicionales mallorquines.

Los Cossiers d´Alaró: Tiene lugar en el marco de las fiestas patronales de Sant Roc (16 de agosto). Es particularmente interesante porque en estas tiene lugar, anualmente, el baile de los Cossiers. Los bailadores suelen ser seis hombres ataviados típicamente, más la Dama, acompañados todos ellos de un hombre que hace de Demonio, y de un músico que hace sonar una flauta y un tambor. La danza se realiza trazando un círculo (con la Dama en el centro).

Danza de las águilas de Pollença: El mismo carácter religioso es el que tiene la Danza de las águilas en Pollença, que data del siglo XVI, y que consiste en un desfile ante el Santísimo, durante la procesión del Corpus, y en compañía de una imagen de Sant Joan Pelós. El baile es ejecutado por dos mujeres jóvenes que llevan en la cintura un águila coronada, de cartón, con la cabeza al frente y simulando montarla.