Hasta cuatro millones de españoles practican senderismo, casi el diez por ciento de la población, una cifra que va en aumento a la par que crece un tipo de turismo que ya no se conforma con los destinos tradicionales de sol y playa.

El tránsito por los espacios naturales protegidos o de especial valor medioambiental genera una relación empática entre ser humano y naturaleza, que convierte al visitante en un potencial defensor de los valores naturales.

Disfruta del senderismo Tramuntana

La Serra de Tramuntana presenta lugares llenos de encanto, muchos de los cuales la gente no sabe que existen ni que albergan especies emblemáticas y/o amenazadas, pero a los que se puede acceder con una facilidad pasmosa, tan solo mirando a nuestro alrededor.

Se trata de lugares a los que cualquier ciudadano puede acercarse, tanto quienes buscan el componente deportivo como quien persigue el disfrute, el descanso o la desconexión, con beneficios constatados para la salud.

La Serra de Tramuntana cuenta con el GR 221, con una ruta perfectamente señalizada y de diferentes niveles de dificultad, perfecta para diferentes tipos de personas. Pese a ello, es importante una planificación previa, e informarse bien antes de acudir a lugares sin señalizar, ya que tienen más riesgos de caídas, resbalones u otro tipo de accidentes.

Con todo esto solo queda desear que para todos los amantes del senderismo que no conozcan aún la Serra de Tramuntana, que se acerquen a descubrirla. ¡No se arrepentirán!