Hoy vamos a dedicar nuestra entrada de blog al pueblo dónde nos encontramos ubicados, Esporles, destacando una visita cultural obligada para todos aquellos que quieran saber más sobre la cultura mallorquina: Sa Granja.

Esporles es un municipio que se encuentra en plena Serra de Tramuntana, pero muy cerca de Palma (a unos 12 km en coche). Es un pueblo agradable y pintoresco, lleno de carisma. En él, apetece salir a pasear por las tardes y a tomar algo en cualquier café. Se divide en la Vilavella y la Vilanova, y su economía antiguamente se basaba en la agricultura y la ganadería, como se muestra en su mansión granja-museo Sa Granja.

También fue muy importante la industria textil, de la que quedan vestigios como sus fábricas o edificios, actualmente vacíos. La mayoría de ellos están siendo transformados en viviendas.

Esporles, Serra de Tramuntana  y sus posiblidades culturales y de ocio

Sa Granja, es una mansión señorial abierta al público, con funciones de museo etnológico y de granja. En ella se muestra el estilo de vida mallorquín del siglo XIV. De corte rústico y señorial, se encuentra construida sobre un antiguo solar favorecido por la abundante presencia de agua. Su primera referencia de ocupación está relacionada con una alquería musulmana llamada Alpic. Después de la conquista de la isla por Jaime I de Aragón, fueron concedidas a Nuño Sánchez, conde del Rosellón. Posteriormente, éste las donó a la orden religiosa cisterciense.

Cuenta también con jardines medievales, con naranjos, rosas, aljibes y también un pequeño lago. Durante el siglo XVIII se reconstruyó siguiendo los cánones italianizantes y combinando las formas tradicionales mallorquinas.

Sin duda, se trata una visita obligada para todo aquél que venga a Esporles. Un pueblo que cuenta con diversas posibilidades, tanto culturales como deportivas.